viernes, 19 de junio de 2009

LOS DIOSES Y NOSOTROS (Texto: AFA; traducción: Answulf)

"Heimdall" de la serie "Gods of England"por Thorskegga Thorn


Los Dioses y Nosotros

Nosotros hemos sopesado el monoteísmo contra el politeísmo y hallamos argumentos mucho más convincentes para la existencia de una multitud de deidades que aquellos que sostienen la idea de un solo Dios, tal como fue propuesto en la Biblia. Nos hemos enfocado en un panteón en particular, el de la antigua Europa, y consideramos la idea que estas deidades pueden tener una realidad fuera del acerbo mitológico y la imaginación humana.
Pero si asumimos que esos poderes divinos son reales, otra pregunta se vuelve rápidamente importante: ¿cuál es la relación entre ellos y nosotros?
En las religiones basadas en la Biblia, no hay duda acerca de dónde estamos parados…o arrodillados, como bien puede ser el caso. Las religiones abrahámicas que nosotros llamamos cristianismo, judaísmo e islamismo, decretaron que los humanos no son en verdad nada delante de los ojos del Todopoderoso. Los seres humanos tienen derechos y dignidad sólo porque Dios se los ha dado; no tienen ningún valor innato aparte de este don. Ni tampoco pueden ganar tal derecho o dignidad: estos son dones dados incondicionalmente a aquellos que nunca podrían realmente merecerlos.
La Biblia hace un intento de retratar a su Dios como un padre, y a los humanos como sus hijos e hijas, pero lo que realmente se transmite es la idea de Dios como un dictador arbitrario y patriarcal del tipo popular en el Medio Oriente. Yahweh borra ciudades, masacra a los primogénitos de Egipto, urge a su tribu elegida a cometer genocidios contra sus vecinos y aniquilia a todos quienes no lo den lo que le es debido. En el Nuevo Testamento, esta brutal imagen es suavizada un poco y se nos da la imágen de Jesús como un pastor cuidando asu rebaño de ovejas. Esto no es mucho más ni mejor, puesto que las ovejas son amontonadas para ser esquiladas, vendidas y carneadas tal como el pastor desea. Cuando queremos retratar la pasividad y la sumisión: ¿qué animal escogemos? La oveja, por supuesto.
Los pueblos germánicos, en el otro extremo, vieron a sus Dioses como a familiares. Los reyes de las antiguas tribus mencionaban a Wotan o Freyr, dos de nuestros Dioses, como sus antepasados. En un mito, el Dios llamado Heimdal viaja entre los humanos, embarazando mujeres y estableciendo el orden social. Los Sagrados Poderes son vistos como la Antigua Estirpe, y nosotros, hombres y mujeres, como la Joven Estirpe.
La idea de que los Dioses y los humanos son dos partes de una sola familia es una idea que conlleva varias implicancias. La mayoría de ellas, obviamente, significan que existe una reciprocidad de lealtad y deber. Esto se alza en agudo contraste con las religiones bíblicas, donde sólo una parte, Dios, está comprometida en todo.

2 comentarios:

  1. hola, buen blog, realmente el monoteismo como lo conocemos es una dictadura por culpa de los judeo,cristiano y sobre todos de los musulmanes, pero hay otro concepto de monoteismo y es el mazdeismo donde Dios es amor y amigo, puedes chekiar mi blog y la pagina de mazdemismo

    puede chekiar mi blog
    http://zoroastrismopanama.blogspot.com/
    http://www.zoroastrianism.cc/spanish/

    ResponderEliminar